¡Air France celebra 50 años de excelencia e innovación en el aeropuerto París-Charles de Gaulle!

0 256

Hace 50 años, el 13 de marzo de 1974, se inauguró el Aeropuerto París-Charles de Gaulle, un proyecto futurista y una pieza de arquitectura moderna, que, con el paso de los años, se convertiría en la principal puerta de entrada a la Unión Europea.

En 1996, Air France estableció aquí su centro global, transformando este lugar en una pequeña ciudad, un punto de encuentro diario para viajeros de todo el mundo. Hoy en día, Air France transporta más de la mitad del tráfico del aeropuerto y conecta París con más de 200 destinos en casi 100 países de todo el mundo.

La Terminal 1 del nuevo aeropuerto París-Charles de Gaulle fue inaugurada el 8 de marzo de 1974.

La Terminal 1 del nuevo aeropuerto París-Charles de Gaulle fue inaugurada el 8 de marzo de 1974, tras ocho años de construcción, por el Primer Ministro francés Pierre Messmer. Concebida por el joven arquitecto Paul Andreu, esta terminal estaba dotada de un diseño innovador: un edificio central circular, a modo de disco conectado a siete satélites, cuya estructura singular facilitaba la distribución de los flujos de pasajeros y le valió el sobrenombre de "Camembert", todavía en uso. hoy.

El primer vuelo de Air France desde el aeropuerto París-Charles de Gaulle despegó el 30 de abril de 1974. Caravelle

El F-BHRA, el primer avión de este tipo entregado a Air France, voló a Belgrado y Sofía bajo el mando del capitán de vuelo Henri Cibert. Las operaciones de la empresa se trasladaron gradualmente a París-Charles de Gaulle, sirviendo inicialmente a destinos nacionales y europeos. La migración de los vuelos de la compañía a París-Charles de Gaulle se está produciendo de forma progresiva, inicialmente con servicios domésticos (Burdeos, Niza, Toulouse) y europeos (Londres, Ginebra, Frankfurt, Turín y Lisboa).

El verdadero traslado se produjo en noviembre de 1974, con el traslado a París-Charles de Gaulle de dos tercios de los vuelos y parte de los trabajos de mantenimiento de la compañía nacional. De este modo, el aeropuerto entonces conocido como París-Roissy Charles de Gaulle se consolidó como la principal plataforma de Air France.

Dos años más tarde, en 1976, el Concorde se unió a la flota de Air France y voló a velocidad supersónica a Dakar, Río de Janeiro, luego a Caracas, Washington, Dallas y Nueva York JFK. París está a sólo 3,5 horas de Nueva York en ese momento, y los clientes que viajaban a bordo del Concorde disfrutaron de una experiencia y un salón exclusivo en el aeropuerto.

Impulsada por el aumento del tráfico, París-Charles de Gaulle sufrió varias transformaciones y se fue ampliando progresivamente. Air France se ha trasladado varias veces para ofrecer a sus clientes infraestructuras dedicadas, cada vez más cómodas y adaptadas al crecimiento de la compañía.

Terminal 2 de París-Charles de Gaulle, inaugurada en 1982

Desde 1982, la apertura de la Terminal 2 de París-Charles de Gaulle ha permitido a Air France desarrollar su red, especialmente en Europa. Gracias a su nueva flota de aviones de media distancia (Boeing 737, luego Airbus A320), la compañía aumentó su número de conexiones y ofreció una red cada vez más densa. En 1988, Air France tenía el mayor número de escalas en Europa. Desde hace 50 años, Air France opera desde el aeropuerto París-Charles de Gaulle, centro de una red mundial. La necesidad de un tercer aeropuerto parisino se hizo evidente desde la década de 50, a medida que crecía el tráfico en los aeropuertos históricos de la capital, París-Le Bourget y París-Orly.

A raíz del creciente tráfico, el aeropuerto París-Charles de Gaulle ha sufrido varias transformaciones y ampliaciones. Air France ha reubicado sus operaciones varias veces para ofrecer a sus clientes infraestructuras dedicadas y cada vez más cómodas y adaptadas al crecimiento de la compañía.

Desde la apertura de la Terminal 2 en 1982, Air France ha ampliado su red, especialmente en Europa, gracias a la nueva flota de aviones de media distancia (Boeing 737, luego Airbus A320), proporcionando una red cada vez más densa. En 1996, la apertura de la Terminal 2E marcó una importante reestructuración, transformando París-Charles de Gaulle en un centro global para vuelos de conexión.

En 1996, año de apertura de la Terminal 2E, Air France se embarcó en una importante reestructuración. La aerolínea ha reorganizado sus operaciones para transformar París-Charles de Gaulle en un hub de vuelos de conexión, conectando vuelos de corta y media distancia con vuelos de larga distancia. Las operaciones aéreas se han distribuido mejor, las conexiones son más rápidas y sencillas y París-Charles de Gaulle se está convirtiendo en un verdadero centro global.

Este importante proyecto permitió a la aerolínea operar hasta 60 vuelos por hora y acomodar a cada vez más pasajeros.

En 2000, París-Charles de Gaulle adquirió una cuarta pista, la primera en Europa.

La Terminal 2E también ha pasado por varias fases de crecimiento, con la apertura de la Sala L en 2007, seguida unos años más tarde por la Sala M. Estas sucesivas ampliaciones han permitido a la terminal aumentar su capacidad en 20 millones de pasajeros al año. Para facilitar las conexiones, las empresas asociadas de Air France, en particular las miembros de la alianza Skyteam, se han instalado en las terminales explotadas por Air France.

La conectividad es uno de los principales puntos fuertes de París-Charles de Gaulle, el único aeropuerto parisino conectado directamente con el RER B y con una estación de TGV. Esta conexión ferroviaria permite a Air France desarrollar su oferta intermodal con SNCF y ofrecer a sus clientes la posibilidad de combinar un viaje en tren y en avión en un único billete.

París-Charles de Gaulle cuenta con 9 terminales

Hoy, 50 años después de su inauguración, París-Charles de Gaulle cuenta con 9 terminales, siendo el aeropuerto más grande de Francia y el segundo de Europa, la principal puerta de entrada a la Unión Europea.

Como principal operador del aeropuerto, con el 50% del tráfico, Air France opera 650 vuelos de salida y llegada por día y ofrece 25.000 conexiones por semana en menos de 2 horas. Cada día se reciben 100.000 clientes de Air France, algunos de los cuales visitan las 6 salas VIP de la compañía (salas Business y Flying Blue Elite en las terminales 2F, 2G, 2E, salas K, L y M, sala VIP La Première en la terminal 2E).

La Sala VIP de la Terminal 2F, el último espacio inaugurado por Air France, recibe a los clientes Business y Flying Blue Elite Plus en dos niveles. Gracias a la ventana curva que ofrece una vista completa de la pista, diseñada por el arquitecto Sanjit Manku y el diseñador Patrick Jouin, los clientes pueden admirar los aproximadamente 240 aviones que lucen los colores de la aerolínea francesa y se preparan para volar a 200 destinos en todo el mundo.

A 50 años de su inauguración, Air France celebra su rica historia y su importante contribución a la transformación del aeropuerto París-Charles de Gaulle en un centro vital para los viajes internacionales. Con un fuerte compromiso con la innovación, la sostenibilidad y la excelencia en el servicio al cliente, Air France sigue siendo líder en la industria de la aviación, conectando el mundo a través del corazón de Europa.

Este aniversario no sólo marca los logros del pasado, sino que también reafirma el compromiso de Air France con el futuro, para ofrecer una experiencia de vuelo excepcional y seguir siendo un precursor del progreso de la aviación. La compañía tiene como objetivo continuar desarrollando la red global, mejorar la experiencia de los pasajeros y liderar iniciativas de sostenibilidad, fortaleciendo así el vínculo entre historia e innovación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.