La colaboración de las regiones europeas es fundamental para la recuperación económica.

0 153

La cooperación entre las distintas regiones europeas es fundamental para controlar la pandemia y reabrir el turismo de forma coordinada.

El dilema es establecer las condiciones para esta colaboración. Un objetivo que un grupo de investigadores de universidades en Granada y Las Palmas de Gran Canaria se propusieron solucionarlo.

Miraron cómo llegar a acuerdos entre regiones europeas, teniendo en cuenta que algunos tienen una alta dependencia del turismo en comparación con otros. La investigación analizó 312 regiones europeas y concluyó que existen varias condiciones que pueden contribuir a lograr una cooperación mínima entre regiones para evitar los riesgos de COVID-19.

Destacan que es deseable que los acuerdos se celebren por separado entre un número reducido de regiones. Además, el hecho de que existan muchas diferencias en la dependencia turística entre regiones favorece la consecución de mayores niveles de cooperación, en comparación con el hecho de que todas las regiones tengan la misma dependencia turística.

Este trabajo, que utilizó modelos de simulación social basados ​​en la inteligencia artificial y la teoría de juegos matemáticos, fue publicado en la revista internacional Scientific Reports, del grupo Nature, bajo el título „Un dilema de riesgo colectivo para las restricciones turísticas en el contexto de COVID-19”.

El análisis propone un modelo que representa el dilema de cooperación o no entre regiones.

El análisis propone un modelo que representa el dilema de la cooperación o no entre regiones y analiza las condiciones en las que deben darse las negociaciones (regiones altamente dependientes del turismo entre ellas o no), para que cooperen suficientemente.

Una región "coopera" cuando el turismo está cerrado para evitar riesgos y "no coopera" si la actividad no está cerrada y sigue funcionando con normalidad.

"Estos hallazgos pueden orientar a los responsables políticos a facilitar acuerdos entre regiones para maximizar la recuperación del turismo".

En este contexto, según el estudio, cualquier región estaría tentada a no cooperar si todas las demás cooperaran, ya que no habría riesgo de crecimiento en esa región no cooperativa, porque todas las demás "se portan bien" y la pandemia es bajo control.

Sin embargo, si todos o la mayoría adoptan esta actitud, el riesgo de propagación del virus, el colapso del sistema de salud y la economía sería inevitable.

Para los autores de esta investigación, Manuel Chica, de la Universidad de Granada, y Juan María Hernández Guerra y Jacques Bulchand-Gidumal, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la decisión sobre la agrupación de regiones para maximizar el acuerdo es un tema relevante.

Durante la videoconferencia de los miembros del Consejo Europeo que tuvo lugar entre el 25 y el 26 de febrero de 2021, se debatió  lanzar un pasaporte de vacunación contra el coronavirus que podría hacer posible el viaje a la Unión Europea (UE). También sería un primer paso hacia la recuperación de la industria de la aviación, que también está colapsando.

En conclusión, podemos decir que debe existir una colaboración entre estados y regiones. La idea es que la misma forma de colaboración no se puede aplicar a todos los estados y regiones de Europa o del mundo. Algunos necesitan más de estas colaboraciones para reactivar la industria del turismo, por ejemplo. Otros necesitan otro tipo de colaboraciones. Lo cierto es que un país que se niega a cooperar alegando que está bien aislado, terminará con una economía destruida y la pandemia aún no escapará.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.