¿Conteo de cartas en el casino? ¿Como funciona?

11

Tarjeta de casino contando como Casino Winboss en línea, especialmente en el juego de blackjack, es una técnica mediante la cual los jugadores intentan determinar la proporción de cartas de alto valor (como dieces y ases) con respecto a cartas de bajo valor (como 2-6) que permanecen en la baraja. La idea detrás de esta técnica es que cuando la baraja tiene una mayor proporción de cartas de alto valor, el jugador tiene mayor probabilidad de conseguir un blackjack (21 puntos con las dos primeras cartas) y el crupier tiene mayor probabilidad de "ahogarse". (es decir, superar los 21 puntos).

Poca historia de este método.

El conteo de cartas en el blackjack, un método que se ha hecho famoso por obtener ventaja sobre el casino, tiene una historia fascinante, que entrelaza las matemáticas con historias de ingenio e ingenio. Esta técnica evolucionó con el desarrollo de la teoría de la probabilidad y el conocimiento del juego, volviéndose más sofisticada y conocida con el tiempo.

El conteo de cartas comenzó a ganar atención en la década de 1950, pero sus raíces se remontan a los inicios de la teoría de la probabilidad en el siglo XVII. El blackjack, originalmente conocido como "vingt-et-un" (21 en francés), era un juego popular en Francia y España y llegó a América del Norte con los colonos europeos. Sin embargo, no fue hasta el siglo XX, con el desarrollo de las matemáticas modernas, que comenzaron a aparecer métodos sistemáticos para "ganar" el juego.

El punto de inflexión en la historia del recuento de libros fue la publicación de la obra "Batir al distribuidor”por Edward O. Thorp en 1962. Thorp, matemático y profesor del MIT, es considerado el padre del conteo de libros moderno. Usó las primeras computadoras para modelar y analizar el juego de blackjack, desarrollando el primer sistema de conteo de cartas basado en principios matemáticos sólidos, conocido como el "Sistema de conteo de diez". Su libro proporcionó la primera prueba científica de que el juego de blackjack se podía vencer mediante una estrategia basada en estadísticas, lo que provocó una ola de interés y entusiasmo entre los jugadores.

Los casinos han empezado a ser conscientes de esta técnica

Después de la publicación del trabajo de Thorp, el recuento de libros se convirtió en un fenómeno. Los casinos se han dado cuenta de esta técnica y han implementado diversas medidas para contrarrestarla, como utilizar varias barajas o barajar cartas con frecuencia. Al mismo tiempo, los jugadores comenzaron a desarrollar y perfeccionar varios sistemas de conteo de cartas, haciéndolos más eficientes y más difíciles de detectar. La aparición de libros como "Playing Blackjack as a Business" de Lawrence Revere y "The World's Greatest Blackjack Book" de Lance Humble y Carl Cooper ayudaron a que estas técnicas fueran populares y accesibles.

Los años 80 y 90 trajeron un nuevo nivel de sofisticación al conteo de cartas con la formación de equipos de blackjack. El ejemplo más notorio es el equipo de blackjack del MIT, que fue el tema del libro "Bringing Down the House" de Ben Mezrich y de la película "21". Estos equipos utilizaron una combinación de técnicas avanzadas, que incluían roles especializados para los miembros del equipo, sistemas de señalización complejos y un gran capital para maximizar la eficiencia y reducir el riesgo individual.

Los miembros del equipo se dividieron en "contadores", que permanecían en las mesas de apuestas bajas y contaban las cartas, y "grandes jugadores", que entraban al juego con apuestas altas cuando las condiciones eran favorables. Este enfoque de equipo trajo un éxito considerable y generó ganancias significativas, pero también atrajo más atención por parte de los casinos, que comenzaron a utilizar tecnologías de vigilancia avanzadas y otras medidas para identificar y bloquear equipos de contadores de cartas.

Diferentes técnicas para contar cartas.

La técnica de contar cartas en el blackjack es un tema fascinante y complejo, con varios enfoques y sistemas desarrollados a lo largo del tiempo. Estos sistemas varían en complejidad y efectividad y están diseñados para cumplir con diferentes condiciones de juego y estrategias de casino.

1. El sistema Hi-Lo (alto-bajo)

El sistema Hi-Lo es probablemente el sistema de conteo de cartas más conocido y utilizado. Desarrollado por Harvey Dubner en la década de 60, es un sistema de conteo de "nivel uno", lo que significa que a cada carta se le asigna un valor de +1, -1 o 0. En el sistema Hi-Lo, las cartas 2 a 6 son + 1. , las tarjetas 7-9 son 0 y las tarjetas 10, J, Q, K, A son -1. El jugador lleva la cuenta mientras se juegan las cartas y utiliza este número para estimar cuándo la baraja es favorable (número alto y positivo) y cuándo no lo es (número bajo o negativo). La ventaja del sistema Hi-Lo es su simplicidad y eficiencia, lo que lo convierte en un buen sistema tanto para principiantes como para jugadores experimentados.

Sistema KO (Knockout)

El sistema KO, desarrollado por Ken Fuchs y Olaf Vancura, es una variación del sistema Hi-Lo que no requiere que el número actual se convierta en un "número verdadero". Esto hace que sea más fácil de usar, especialmente para jugadores novatos. En el sistema KO, las cartas 2 a 7 tienen un valor de +1, las cartas 8 y 9 son 0 y las cartas de mayor valor son -1. La diferencia clave es que el sistema KO comienza con un número "avance" basado en la cantidad de paquetes utilizados, y el número actual continúa por encima de cero, eliminando la necesidad de calcular un número real.

El sistema Omega II

El sistema Omega II, creado por Bryce Carlson, es un sistema de numeración de "nivel dos", lo que significa que los valores asignados a las cartas son más variados. En este sistema, las cartas 2, 3 y 7 tienen un valor de +1, las cartas 4, 5 y 6 son +2, las cartas 8 y A son 0, las cartas 9 son -1 y las cartas 10 y sus caras son -2. Este sistema es más complejo y requiere más concentración y precisión, pero proporciona una estimación más precisa de la composición restante de la plataforma.

El sistema de conteo Zen

El sistema Zen Count, desarrollado por Arnold Snyder, es otro sistema de nivel dos que ofrece un buen equilibrio entre la eficiencia del sistema Hi-Lo y la precisión de los sistemas más avanzados. En Zen Count, las cartas 2, 3 y 7 tienen un valor de +1, las cartas 4, 5 y 6 son +2, las cartas 8 y 9 son 0, 10 cartas y caras son -2 y los ases son -1. Este sistema es popular porque mejora la precisión en la estimación de la ventaja del jugador, especialmente en las decisiones de seguros en el juego.

El sistema Red 7

El sistema Red 7, creado por Arnold Snyder, es una variante interesante del sistema Hi-Lo que introduce una diferenciación entre cartas rojas y de otros colores. En este sistema, las cartas 2 a 6 rojas y 7 tienen un valor de +1, las cartas 2 a 6 negras son 0, las cartas 8 y 9 son 0, y las cartas de alto valor y los ases son -1. La peculiaridad de este sistema es que tiene en cuenta el palo de las 7 cartas, lo que lo hace un poco más complejo, pero también aporta una ventaja adicional en determinadas situaciones de juego. El sistema Red 7 es apreciado por su relativa simplicidad y la ventaja adicional que proporciona a través de esta diferenciación de color.

El sistema maestro Canfield

El Canfield Master System, desarrollado por Richard Canfield, es un sistema de conteo de nivel tres más avanzado. Da diferentes valores a varias tarjetas, aumentando así la precisión y la complejidad. En este sistema, las cartas 3 a 7 tienen un valor de +1, las cartas 2 y 8 son 0, 9 cartas son -1 y las cartas de alto valor y los ases son -2. Como sistema de nivel tres, requiere más concentración y práctica para usarlo de manera efectiva, pero puede brindar una mayor ventaja a los jugadores experimentados.

¿Merece intentarlo?

La decisión de probar el conteo de cartas de casino implica una serie de consideraciones y evaluaciones, tanto desde una perspectiva de eficiencia como de riesgo. En teoría, el conteo de cartas puede darle al jugador una ventaja en el juego de blackjack, pero esta práctica también presenta desafíos importantes.

Ventajas de contar libros

En teoría, el conteo de cartas puede darle al jugador una ventaja sobre la casa. Al realizar un seguimiento de la proporción entre cartas de alto valor y cartas de bajo valor que quedan en la baraja, un jugador puede ajustar las apuestas y las decisiones de juego para maximizar las posibilidades de ganar.

A diferencia de otros juegos de casino que se basan estrictamente en la suerte, el blackjack con conteo de cartas requiere habilidades matemáticas, buena memoria y rápida toma de decisiones. Para algunos jugadores, esto añade una dimensión interesante y desafiante al juego.

Si se practica correcta y consistentemente, el conteo de cartas puede, en teoría, generar ganancias a largo plazo. Eso requiere un estricto cumplimiento de un sistema, disciplina y capital suficiente para absorber las fluctuaciones naturales del juego.

Las desventajas y riesgos de contar libros

Contar cartas requiere una intensa concentración y habilidades mentales avanzadas. Debes poder llevar un conteo preciso mientras juegas rápido, interactuar con el crupier y otros jugadores y adaptarte a las condiciones del juego. Esto puede ser muy exigente y no es para todos.

El blackjack, incluso contando cartas, sigue siendo un juego de suerte. Incluso con una ventaja estadística, hay períodos perdedores. Los jugadores deben tener un bankroll lo suficientemente grande como para soportar estas fluctuaciones y estar preparados para perder dinero.

Los casinos son muy conscientes del conteo de cartas y utilizan diversos métodos para combatirlo. Estos incluyen el uso de múltiples barajas, barajado frecuente de cartas, límites de apuestas, observar a los jugadores a través de cámaras de vigilancia e incluso negarse a permitir que ciertos jugadores jueguen. Si te pillan contando cartas, te pueden pedir que abandones el casino e incluso te pueden prohibir.

Conclusión

El conteo de cartas en los casinos puede proporcionar una ventaja teórica en el juego de blackjack, pero conlleva importantes desafíos y riesgos. Requiere habilidades matemáticas, excelente memoria, disciplina estricta y capital suficiente. Los jugadores también deben conocer las medidas adoptadas por los casinos para combatir esta práctica y estar preparados para posibles consecuencias legales o profesionales.

Los comentarios están cerrados.